Insomnio. Monitoreo del sueño.

,

Escrito por Dr. Héctor Orrego Castellanos

___________________________________________________________

La calidad de nuestro desempeño diario depende curiosamente de la manera en que hayamos dormido. Asombrosamente, el sueño tiene una función que va más allá de un “apagado del cerebro”; ahora sabemos que puede existir igual o mayor actividad cerebral durante el sueño que durante la vigilia, procesos de consolidación  de memoria, restauración de sistema cardio y cerebrovascular, entre otros, son funciones importantes del sueño. El insomnio es el trastorno de sueño más común en la práctica médica y es padecido por 9 al 13% de la población, llegando a estar presente en el 45% de los adultos mayores.

De acuerdo a la  Academia Americana de Medicina del sueño (AASM), se define como alteración en la iniciación, mantenimiento, duración o calidad subjetiva del sueño, lo suficientemente severa para deteriorar el funcionamiento diurno. Durante el día, el enfermo con insomnio crónico muestra deterioro de su salud y funcionamiento social y aunque lo intente, le es difícil conciliar el sueño en forma de siestas. Sufre de síntomas emociónales, deterioro laboral, mayor tendencia a cometer errores, tener caídas, accidentes de trabajo y de tráfico.

El insomnio es más frecuente en mujeres, personas divorciadas o viudas y entre quienes no trabajan. No respeta clase social. El alcohol es utilizado de forma coloquial como automedicación. No obstante, es necesario aclarar que aunque este último corta la latencia para el inicio del sueño, produce un sueño más superficial y por tanto no reparador. Una vez iniciado, diversos factores contribuyen a perpetuarlo, por ejemplo los malos hábitos (TV dentro del cuarto, comer en la cama).

El examen por excelencia para el estudio del sueño se llama Actigrafia y consiste en un monitoreo durante una semana, de la actividad durante el dia y la noche, las horas de sueño efectivas, exposición a luz solar, etc., lo cual se logra con un dispositivo colocado en la muñeca del paciente durante una semana o más. La polisomnografia solo es requerida si se sospecha otro trastorno del sueño asociado.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *